Cerramientos Previous

    techo-aluminio.jpg

Cerramientos Fijos

En Toldos Ballestero instalamos techos fijos de vidrio y techos fijos de paneles o policarbonato, todos ellos adaptables a los gustos y necesidades de nuestros consumidores.
Siempre utilizamos los mejores materiales, tanto en lo referente al cristal como al aluminio, policarbonato y PVC, y nos ajustamos a los plazos de entrega que nos marque el cliente en todos nuestros trabajos.
Existe una gran diferencia entre los techos fijos de vidrio y los techos de paneles o policarbonatos. A continuación, se explica brevemente las principales ventajas y posibilidades de cada uno de ellos:


Techos de Policarbonato


Los techos fijos de panel o policarbonato son una opción ligera y de gran calidad precio. Pensados para proporcionar cobertura y aislamiento parcial para tu terraza. Los techos fijos de policarbonato de Toldos Ballestero tienen la ventaja de que son altamente personalizables, adaptándose a las necesidades de cada cliente. Puedes elegir las medidas, materiales y colores. Ofrecemos acabados perfectos para que puedas disfrutar de tu terraza todo el año.
Las principales características técnicas de los techos fijos de policarbonato  son:


Panel sándwich compuesto de dos láminas de aluminio pegadas a un cuerpo de poliestireno, con posibilidad de lacar por ambas caras.


 Policarbonato celular en acabado blanco hielo (traslucido) o incoloro (transparente).


Perfiles adaptados según las dimensiones de la cubierta.

 

 

Techos de Vidrio


Entre las opciones más habituales para crear un espacio diáfano exterior, los techos de cristal son una de las opciones más habituales entre los consumidores.

Se instalan en fuertes estructuras acordes a la línea estética de la vivienda o edificio. Los techos de cristal constituyen instalaciones fijas, fuertemente armadas para soportar las inclemencias del tiempo y fabricadas con materiales resistentes que le aportan seguridad y durabilidad en el tiempo. Son complementos perfectos para cortinas de cristal y cerramientos de todo tipo de terrazas.

Nuestros techos de cristal son compatibles con toldos y sistemas de sombra, permitiendo adecuar la luz a las condiciones de cada día.

Esta clase de techos fijos son más complejos de instalar que los techos fijos de policarbonato, ya que, por su naturaleza en cuanto a peso y fragilidad, requiere de unos perfiles específicos. Estos perfiles específicos (muros cortina), con sus tapetas y juntas de estanqueidad, son el sistema perfecto para soportar las posibles dilataciones y pesos de los vidrios que se van a instalar y lo convierten en algo muy sólido y seguro.